Árboles majestuosos

Hay gran variedad de árboles pero como en todo, siempre hay determinadas especies que destacan por encima del resto y que son muy apreciadas por el ser humano ya sea por su belleza, por su magnitud o por su valor histórico y cultural, siempre relacionado al aprovechamiento de sus cualidades: fruto, madera, resina, etc.

A continuación una clasificación sobre 15 de los árboles más impresionantes e interesantes del mundo y sobre las particularidades y curiosidades de cada uno de ellos.

Conífera_Secuoya roja

1. Secuoya

Hay dos especies de secuoyas: la Secuoya roja y la Secuoya gigante. Pertenencen a géneros distintos pero ambas son coníferas de la familia de las Taxodiáceas (que significa “hojas parecidas a las del Tejo“). Mientras que las Secuoyas rojas son los árboles más altos del mundo, las gigantes son las más grandes en cuestión de masa.

Tienen porte piramidal cuando son jóvenes e irregular cuando son más altas. Sus hojas son perennes y puntiagudas. Las hojas de la Secuoya roja son idénticas a las del Tejo mientras que las de la gigante son pequeñas y escamadas como las del Ciprés. Los frutos son pequeñas piñas de unos 3-4cm.

Pueden vivir más de 3000 años. Ambas especies son nativas de California, pero las gigantes sólo crecen en una pequeña zona llamada Sierra Nevada. Es el único árbol que puede sobrevivir siendo albino; son capaces de alimentarse y compartir el sustrato a través de las raíces, ya que al no tener clorofila, no pueden realizar la fotosíntesis.

Hyperión es el árbol más alto del mundo con 115m. Es una Secuoya roja cuya ubicación exacta se mantiene en secreto. En el Parque Nacional de las Secuoyas de California se encuentra la Secuoya gigante General Sherman. Es el árbol más grande del mundo (en cuanto a masa), con 83m de altura, 11m de diámetro y 2000 años de edad.

En España son árboles muy escasos y normalmente se les ve en parques y jardines antiguos, siempre como árboles solitarios pues necesitan espacio. En Cabezón de la Sal, Cantabria, hay un pequeño bosque de secuoyas rojas que aunque no llegan a las magnitudes de sus hermanas de California, tienen un tamaño bastante considerable.

Sugi

2. Sugi o Criptomeria japonesa

Vulgarmente llamado Cedro japonés a pesar de que no es un cedro. Se trata de una conífera de la familia de las Taxodiáceas. Sus hojas son finas y puntiagudas y sus frutos pequeñas piñas. Durante el invierno las hojas se secan y amarillean pero sin llegar a desprenderse de la rama.

Ha sido un árbol muy venerado y plantado en los templos de todo Japón y China. El árbol más grande de esta especie se llama Jōmon Sugi y se encuentra en Yakushima, una pequeña isla del sur de Japón. Tiene más de 2000 años aunque se cree que podría sobrepasar los 5000 años, lo que le convertiría en el árbol más viejo del planeta. Cerca de Osaka, en el pueblo de Kosayan se encuentra Okunoin, un cementerio milenario que que se extiende por más de 2km a través de un imponente bosque de Criptomerias (foto).

En España no es un árbol muy habitual pero sí se pueden encontrar algunos ejemplares solitarios que aportan un aire elegante a los jardines. De porte piramidal y parecidos a un ciprés, se les distingue muy bien de lejos cuando tienen las hojas secas. Aquí suelen crecer entre los 10 y los 20 metros.

El Arbol del Tule

3. Ahuehuete

También llamado Ciprés mexicano o Ciprés de Moctezuma, aunque realmente se trata de un Taxodio, género que forma parte de la familia de las Taxodiáceas, al igual que las secuoyas y la criptomeria japonesa, por lo que sus hojas también son muy semejantes.

Es el árbol nacional de México, donde crece abundantemente en los humedales. Los taxodios son las únicas coníferas que pueden vivir en suelos encharcados gracias a su capacidad para formar raíces superficiales. De hecho, su nombre en náhuatl significa “árbol viejo de agua“.

Son árboles longevos y de mucha altura. Son subperennes, es decir, sus hojas se secan pero sin llegar a desprenderse cuando se encuentra en climas más fríos y secos que el clima tropical del que es endémico. Sus frutos son pequeñas piñas.

El ejemplar de la foto es el Árbol del Tule. Se encuentra en el pueblo de Santa María del Tule; Oaxaca, México. Con más de 2000 años, es el árbol más grueso del mundo con un diámetro de 15m y un perímetro de 46m.

Nuevamente no es un árbol excesivamente habitual en España aunque el Ahuehuete de El Retiro, en el Parterre, tiene el honor de ser el árbol más antiguo de Madrid, con 25m de altura y 380 años. En los Jardines del Príncipe de Aranjuez se pueden ver numerosos ejemplares de gran tamaño.

Drago de Socotra

4. Drago o Árbol dragón

Género de árboles suculentos nativos del norte de África. Las especies más extendidas son el Drago Canario, endémico del archipiélago y de Marruecos, y el Drago de Socotra, una remota isla de Yemen que alberga multitud de endemismos de fauna y flora (foto).

De crecimiento muy lento, comienzan como un único tronco sin ramas hasta que alcanzan la madurez, momento en el cual, con cada floración (que ocurre cada 15 años), las ramas se van dividiendo y creando una copa muy compacta con forma de parasol. No tienen anillos de crecimiento que informen de su edad; en cambio se puede saber mediante el número de divisiones que tienen sus ramas. Sus frutos son pequeñas bayas carnosas parecidas a los dátiles de las palmeras.

Su nombre viene dado por el color característico de su sabia, que se torna roja en contacto con el aire, a la cual se le atribuían propiedades mágicas y curativas. Muy utilizada también para tintes y barnices.

El ejemplar más famoso de las Islas Canarias es el Drago Milenario de Tenerife, con tan sólo 500 años de edad. El más longevo es el Drago de Pino Santo en Gran Canaria, con más de 900 años. Dentro de la península se puede encontrar algún que otro ejemplar en las ciudades de clima templado y húmedo del litoral mediterráneo.

Ginkgo_3

5. Ginkgo

Un verdadero fósil viviente. Considerada la especie de árbol viva más antigua del planeta, con 270 millones de años de antigüedad en los que apenas ha cambiado. No tiene parientes vivos, por lo que es la única especie de su familia, la Ginkgoácea.

Es un árbol originario de China. Su nombre significa “albaricoque plateado“. Sus hojas con una peculiar forma de abanico adquieren un precioso color dorado en otoño como se ve en la foto del templo de Guanyin en Zhongnan, China.

Se trata de una planta gimnosperma; sus flores, más primitivas que las angiospermas, tienen los órganos sexuales al descubierto; y es dioica: tiene sexos separados. Su fruto es parecido a una pequeña ciruela de olor desagradable, pero con una semilla muy sabrosa.

Existen ejemplares de más 2000 años. Es una especie muy resistente que no enferma, resiste la contaminación, el fuego y hasta la radiación. De hecho, hay un ejemplar que sobrevivió a la bomba de Hiroshima conocido como Hosen-Ji (Portador de esperanza).

No es de los árboles más plantados en España pero es relativamente fácil verlo en los parques. En Madrid hay bellos ejemplares en El Retiro, sobre todo en los jardines de Herrero Palacios, la antigua Casa de Fieras.

Conífera_Araucaria chilena_Pehuén

6. Araucaria

Género de 19 especies de coníferas que pertenecen a la familia de las Araucariáceas. Son de los árboles más antiguos del mundo, con 250 millones de años, originales de Oceanía y de Sudamérica. Son muy numerosos en la zona de los Andes y de la Patagonia, donde se les conoce como Pehuén.

Sus hojas son púas muy duras que crecen en forma de escamas y sus frutos son grandes piñas llenas de pinchos. Los piñones son comestibles.

De crecimiento lento, pueden llegar a los 70m de altura y prefieren clímas templados y marítimos. No soportan bien las heladas a excepción de la Araucaria Chilena (foto). El ejemplar más grande es la Araucaria Madre en el Parque Nacional de Conguillio, Chile, con 50m de alto y 1800 años.

En España es muy común ver araucarias de gran tamaño en las zonas de costa, sobre todo en el sur de la península y también en las Islas Canarias.

Ficus de Bengala_Baniano_3

7. Higuerón o Baniano

El género Ficus es de los más variados y extensos del planeta, con alrededor de 900 especies. Son de origen tropical y pertenecen a la familia de las Moráceas. Se les conoce vulgarmente como Higueras o Higuerones; de hecho, la Higuera es una especie de Ficus.

Su manera de crecer es muy curiosa; son árboles parásitos. Los pájaros o roedores que se comen sus frutos, depositan las semillas en las ramas de otros árboles. Las semillas que caen sobre una grieta de la corteza o sobre cualquier otro hueco, comiezan a brotar y a desarrollar raíces aéreas que bajan hasta el suelo, donde comienzan a arraigar y engrosarse, acabando por estrangular al árbol huésped. Hecho por el que también se les conoce como “Matapalos”. Las ramas crecen de manera horizontal y van proyectando nuevas raíces al suelo que aguantan el peso, formando una especie de galería que puede ocupar una gran superficie.

La Higuera de Bengala o Baniano es el árbol nacional de la India. Éste nombre proviene de los mercaderes que descansaban bajo la sombra de sus ramas. Son árboles sagrados para el Budismo y es muy común verlos alrededor de los templos como la famosa cabeza de Buda atrapada entre las raíces de Ayutthaya, Tailandia. A menudo el término Baniano se usa genéricamente para referirse a cualquier Ficus de grandes dimensiones.

Thimmamma Marrimanu, el baniano más ancho de todos se encuentra en la ciudad india de Kadiri y ocupa una extensión de 2’1 hectáreas que alberga hasta un pequeño templo bajo sus ramas.

En España son muy usados como árboles ornamentales, tanto solitarios como formando arboledas, en las ciudades de clima templado y húmedo como la costa del Mediterráneo o las Islas Canarias, donde adquieren un tamaño enorme y son muy apreciados por la  amplia sombra que proporcionan durante todo el año gracias a su follaje perenne.

Eucalipto arcoiris

8. Eucalipto

El eucalipto es un género con alrededor de 700 especies de la familia de las Mirtáceas, todas originales de Australía y Oceanía, aunque se encuentra muy extendido por todo el mundo.

Es un árbol de crecimiento rápido por lo que resulta muy invasor. Su alta necesidad de nutrientes empobrece la calidad del suelo y su madera prende con mucha facilidad.

Sus hojas altamente tóxicas son el único alimento del koala. Es de porte recto, hoja perenne y muy valorado por sus aceites esenciales y por el olor tan característico de sus frutos.

Su corteza se desprende en tiras dejando zonas de distinto color que va cambiando según se van secando, como es el caso del precioso Eucalipto arcoiris de la foto, con tonalidades verdes, naranjas, azules y púrpuras. El Eucalipto rojo se le conoce como el “hacedor de viudas” por su capacidad de desarramarse repentinamente sin previo aviso. Esto lo hacen en situaciones de sequía como método de supervivencia para ahorrar agua.

Pueden llegar hasta los 75m. El Eucalipto regans de Tasmania es la especie de árbol con flor más alta del mundo, con registros de hasta 150m, que desgraciadamente hoy en día no se encuentran en pie. Centurión es el ejemplar más alto actualmente con 97m. En Hawaii, en la isla de Kauai, hay un bosque de Eucaliptos arcoiris muy conocido.

En la península está muy extendido por Portugal, Galicia y la Cordillera Cantábrica ya que se ha usado mucho anteriormente para la reforestación de bosques quemados.

Flamboyán

9. Flamboyán

De entre todas las clasificaciones de los árboles más bonitos del mundo, el Flamboyán o Ponciana es casi por acuerdo unánime, el más espectacular de todos. Su nombre de origen anglosajón significa literalmente “llamativo“. Es la flor nacional de Haití.

Es de la misma familia que las acacias, con las que comparte el mismo aspecto. Ambas son Leguminosas y tienen las hojas idénticas, anque la principal diferencia se encuentra en las flores; mientras que la flor del Flamboyán tiene pétalos y es parecida a la flor del Hibisco, la flor de la Acacia se asemeja a una borla con pelos.

Es un árbol muy apreciado por el color rojo intenso de sus flores. Es de pequeño tamaño, raramente sobrepasa los 8 metros. Su copa tiene forma de parasol o sombrilla y es caducifolio, aunque puede conservar las hojas en climas de alta humedad.

Original de Madagascar, donde está en peligro de extinción, crece muy bien en las zonas tropicales de América y se usa sobre todo como árbol ornamental para decorar paseos y jardines. En España ha sido muy plantado en las islas Canarias.

Jacaranda_3

10. Jacaranda

Otro de los árboles que se encuentra dentro de los más bonitos del mundo. La razón: sus flores de un original color violeta, muy inusual en los árboles. Conocida también como Tarco o Palisandro, se trata de un género de 50 especies de la familia de las Bignoniáceas, las cuales se caracterizan por tener flores grandes y llamativas con forma de trompeta.

Son oriundas de la zona subtropical de Sudamérica. La especie más común es la Jacaranda mimosifolia, llamada así porque sus hojas se asemejan a las de una Mimosa (un tipo de acacia). Su fruto es parecido a las castañuelas. Florece en primavera antes de formar las hojas.

Por su bello colorido es muy usado como árbol ornamental y se ha adaptado muy bien a climas más secos en numerosos países: Australia, California y Florida en EEUU, y en Sudáfrica, donde existe una calle muy fotografiada en la ciudad de Pretoria, rodeada por una bóveda de enormes Jacarandas (foto).

En España se la puede ver fácilmente adornando las calles de ciudades marítimas del Mediterráneo y en las Islas Canarias. Es un árbol muy preciado en la vecina Lisboa.

Cerezo japonés_Sakura_2

11. Sakura o Cerezo japonés

Árbol muy conocido y valorado por la cultura oriental y occidental. El Sakura es pariente hermano de nuestro cerezo doméstico. Ambos son Prunos, género muy importante al que también pertenecen el almendro, el ciruelo, el manzano, el peral, el melocotonero o el albaricoquero; todos ellos con flores muy parecidas. Su familia es la Rosácea.

El Cerezo japonés es muy parecido al occidental pero con algunas diferencias visibles. Ambos son árboles pequeños que crecen hasta unos 10m. Su corteza es lisa y el color de sus flores oscila entre el blanco y el rosado. Las principales diferencias que hacen al Sakura reconocible son su tronco de tono rojizo, sus flores de pétalos dobles y aspecto globoso, y los brotes rojos de sus hojas que poco a poco van virando al clásico verde.

Su floración dura apenas dos semanas y salen antes que las hojas nuevas. Los prunos se caracterizan por ser los árboles más tempranos en florecer, anunciando la llegada de la Primavera.

En Japón el Sakura es muy querido y se encuentra en gran número en parques y templos. Cada año se celebra la fiesta tradicional de Hanami, donde las familias y amigos se reúnen a almorzar y pasar el día bajo la sombra de los cerezos.

En España es relativamente fácil ver cerezos en las ciudades; los prunos más habituales son los Ciruelos rojos. Los Cerezos japoneses son todavía menos frecuentes aunque cada vez se están plantando más. A cambio contamos con el Valle del Jerte en Extremadura, donde los cerezos de los que luego se recolecta la cereza Picota, llenan de blanco el paisaje entre Marzo y Abril.

Ceiba_Lupuna_2

12. Ceiba

Género de 20 especies originales de Mesoamérica, de la familia de las Malváceas. Su especie más conocida (Ceiba pentandra) se extiende por todo los trópicos y es el árbol nacional de Guatemala. Otros nombres que tiene son Lupuna, Pochote o Yaxché en maya, cultura por la que es considerado árbol sagrado.

A las ceibas también se les llama Palo borracho o Árbol botella, por la forma barrigona de sus troncos cuando son más jóvenes, nombre que da lugar a equívocos pues también se usa para referirse al Braquiquito.

Se caracterizan por sus gruesas raíces tabulares: superficiales y con forma de contrafuertes que aguantan el masivo peso del árbol. El tronco suele tener pinchos cuando son jóvenes.

Sus ramas albergan una enmore cantidad de plantas epífitas que lo usan de soporte. Son árboles de hoja caduca. Su flor es muy bonita; grande y llamativa, parecida a la de su pariente el Hibisco. De floración nocturna, es polinizada por los murciélagos. El fruto es una mazorca parecida a la del cacao, repleta de fibras de algodón por dentro.

De crecimiento rápido, puede llegar a los 60m de altura y a los 200 años de edad. Crece en selvas tropicales con marcadas épocas de sequía como la del Petén o el Amazonas, aunque algunas especies resisten bien las inundaciones. Es un árbol que ha sido muy maltratado y talado, ya que una rama gruesa de una ceiba puede contener más madera que el tronco de cualquier otro árbol.

Baobab

13. Baobab

Género de 8 especies originarias de África y Madagascar. Son de la familia de las Malváceas al igual que su pariente cercano la Ceiba.

Su tronco es ancho y de aspecto compacto. La forma tan característica de botella la adquieren cuando son adultos. Los ejemplares más mayores tienen el tronco hueco, convirtiéndose en grandes depósitos naturales de agua que son utilizados por las tribus nativas para abastecerse.

La flor es grande y de color blanco, y al igual que en la Ceiba, florece por la noche y es polinizada por los murciélagos. Son de crecimiento muy lento y pueden llegar a vivir entre los 2000 y 4000 años.

Cuando pierden las hojas durante la estación seca, sus ramas tienen aspecto de raíces, por lo que se suelen referir a ellos como el árbol “plantado al revés“. El fruto es una mazorca con una cáscara leñosa y aterciopelada, y una pulpa deshidratada de textura esponjosa. El interior es comestible y se usa para elaborar bebidas dulces, por lo que también se les conoce popularmente como “Árbol pan de mono”.

En España no es un árbol que se plante pues no resiste nada bien las temperaturas frías. En Madagascar se encuentra la famosa Avenida de los Baobab, mientras que en el norte de Sudáfrica, cerca de Modjadjiskloof, hay un ejemplar de 1000 años conocido como Sunland Baobab, famoso por ser un bar por dentro del tronco (foto).

Aloe dichotoma_Quiver

14. Aloe

Todos tenemos al Aloe por una pequeña planta suculenta, pero lo cierto es que algunas especies pueden llegar a ser árboles si se dan las condiciones climáticas adecuadas.

Aloe es un género con alrededor de 500 especies de la familia de las Asfodeloideas. Nativo de África, Madagascar y Oriente Próximo, actualmente se encuentra extendido por todo el planeta.

Habita en zonas áridas y es capaz de conservar el agua de lluvia durante mucho tiempo debido a sus hojas carnosas que contienen mucho líquido y a su piel gruesa que reduce la evaporación. Crece formando una roseta en el suelo de la que van brotando las hojas nuevas. Las flores, de llamativos colores rojos y amarillos, salen de un tallo largo que parte del centro de la planta.

Es una planta muy usada por su valor ornamental, su resistencia y por sus propiedades curativas para las pequeñas heridas, gracias al principio activo conocido como aloína.

Algunas especies del sur de África son capaces de desarrollar un tallo leñoso que en el caso del Aloe árbol (A. barberae) puede llegar a los 15m de altura. También pueden alcanzar el porte arbóreo las especies: excelsa, ferox, candeladro, abanico y el conocido como Quiver, el árbol nacional de Namibia, país donde se conserva un bosque salvaje en pleno desierto (foto).

En España se encuentra muy extendido por las Islas Canarias ya que es su hábitat natural, aunque se vende como planta decorativa en cualquier lado. La especie más cultivada es el Aloe vera.

Costa Rica - Corcovado

15: Cocotero

Aunque mucha gente piense que sí, las palmeras realmente no son árboles, sino plantas de tallo leñoso. Todas ellas pertenecen a la familia de las Aracáceas y son de origen tropical; tan sólo unas pocas especies son endémicas de climas más fríos.

Su falso tronco o estípite no crece en grosor, no se ramifica ni se lignifica (formación de la corteza) como sucede con el de los árboles. Su manera de crecer también es diferente; el cogollo, su única zona joven, va creciendo hacia arriba y formando sucesivas capas de hojas, que con el tiempo se secan y se van quedando en las capas más inferiores.

El cocotero es aparte de una de las más bonitas, la palmera más extendida del planeta; se encuentra en las playas de todo el Trópico. Esto es gracias a que su fruto el coco tiene la capacidad de flotar en el mar, viajando así grandes distancias para germinar en otra playa de incluso otro continente. Es también una de las palmeras más valiosas históricamente por su fruto y su madera, que se llevan aprovechando desde hace milenios.

Para ver las fotos a tamaño original visitad: Tablero de Pinterest: árboles majestuosos.

Macrolobio, Cariniana, Guapuruvú, Lapacho, Bala de Cañón, Pandano, Árbol coral, Palo verde, Rosa del desierto, Palmera de Madagascar, Plumeria, Arce japonés, Alerce… son muchos árboles los que se han quedado fuera de esta clasificación así que tal vez haya segunda parte… o quizás un especial sobre palmeras 🙂 ¡Hasta la próxima!

Árboles de Madrid

Madrid, ciudad llena de caos y de contaminación. Todos los que vivimos aquí lo sabemos y lo sufrimos. Pero al menos disponemos de bellos y amplios parques para pasear y relajarnos, ya sea en compañía o solos, y más ahora que llega la primavera y el solecito, y los árboles más precoces ya han empezado a florecer y a recuperar sus lindas hojas.

Que te gusten los árboles es un poco insulso, lo sé. Pero siempre me ha gustado conocer lo que veo y así poder disfrutar y valorar más la naturaleza, la Sierra de Madrid y la vegetación de mi ciudad y del resto de lugares que visito. De pronto la calle se convierte en un vasto museo y pasear se hace más entretenido, reconociendo y aprendiendo las distintas especies de árboles.

Si siempre te has preguntado qué árbol es ese que adorna tu calle, o ese del parque que siempre te ha parecido tan bonito, ahora puedes saber cuál es. He creado un tablero de Pinterest con imágenes recopiladas de internet y propias de los árboles y palmeras que se pueden encontrar en Madrid y los detalles más característicos de cada uno. A falta de alguna especie muy poco habitual, puedes encontrar con seguridad el 95% de los árboles. Se trata de un álbum muy sencillo sin explicaciones, cuyo objetivo es simplemente servir de infografía y despertar la curiosidad para que la gente busque más información por internet.

Y como ejemplo, uno de los árboles más emblemáticos y fotografiados de El Retiro, el ciprés calvo. Espero que os guste y ahora, a salir a pasear, a aprender y disfrutar de la naturaleza 🙂

Enlaces:
Tablero de Pinterest: Árboles de Madrid.
Paseo entre árboles: senda botánica de El Retiro (pdf).
Blog: Mis árboles de Madrid.
Minube: los 10 parques más bonitos de Madrid.

Ciprés calvo

Ciprés calvo (Taxodium distichum) en el Palacio de Cristal de El Retiro.

Tenerife, tierra de contrastes

Tenerife, la isla insignia del archipiélago canario que presume de tener el punto más alto de España: el Teide, con 3.718 metros. Un volcán que se encuentra en estado latente o dormido y que cualquier día de estos puede volver a la actividad.

Tenerife es una isla pequeña pero a la vez grande; con una gran diversidad de paisajes donde playa y montaña se encuentran a 1h de coche. Una joya geológica dominada por la negra piedra volcánica y por el basalto de diferentes colores, rojos y ocres según su contenido en hierro y su estado de oxidación. Es a su vez un entorno con un gran número de especies endémicas de fauna y flora, que debido a su condición de isla, han podido evolucionar de manera aislada y divergente.

En cuanto al clima, en un mismo día pueden sucederse varias “estaciones” según la vertiente norte o sur de la isla y la altitud: mientras que en la zona de costa tan pronto hace calor como puede levantarse un viento frío, en las zonas más altas un permanente manto de nubes cubre la luz del sol bajando las temperaturas, siendo bastante habitual la imagen del Teide nevado durante los meses de invierno en un día de relativo calor. Por no mencionar la famosa calima, una corriente de aire caliente que arrastra arena desde el Sahara.

Esta peculiaridad es consecuencia del relieve y de la posición geográfica de la isla. Con un clima subtropical (18-25ºC) estable gracias al efecto termorregulador del mar, sus temperaturas son algo más frescas de lo que le correspondería a su latitud, próxima al Trópico de cáncer. Los responsables de esta particularidad son los vientos alisios, que viajan desde el norte del archipiélago hacia el Ecuador arrastrando la humedad del océano, que al encontrarse con la figura del Teide, se queda atrapada en la vertiente septentrional, provocando un gran contraste entre el verde paisaje del norte y el árido paisaje del sur.

En el sur de la isla, de clima más seco, la explotación del turismo y los mastodónticos complejos hoteleros se han comido gran parte del terreno, sin respetar la costa ni la montaña, cargándose la belleza desértica del entorno natural de la isla.

El malpaís, terreno árido dominado por la presencia de roca volcánica desnuda, contiene vegetación de pequeño tamaño entre la que abundan cardones canarios, chumberas, tabaibas, verodes, y macizos de pequeñas hierbas endémicas, en ocasiones con la compañía de balos canarios.

Subiendo por el litoral oeste nos encontramos con los acantilados de los Gigantes y el puerto de Santiago del Teide, una zona de montañas muy escarpadas y con gran desnivel donde se pueden seguir viendo chumberas, tabaibas, bejeques y otras plantas carnosas, que según se va asciendo van dejando paso a las retamas, las cerrajas, al aromático incienso canario y a las pequeñas hierbas. Durante el invierno destaca la belleza de los almendros en flor, plantados por el hombre, que florecen algo antes que sus congéneres peninsulares.

Mientras, en el Norte de la isla el paisaje se torna mucho más verde y los esperpénticos apartamentos turísticos son cambiados por encantadores pueblos de aspecto colonial de sencillas casas con balconadas de madera y paredes pintadas de blanco y otros colores lisos: mostaza, burdeos, cian, etc.

Subiendo hacia el Parque Nacional del Teide, tanto por la cara norte como por la cara sur, un denso bosque de pinos canarios aparece abruptamente, cambiando radicalmente el paisaje con el característico tono limón de sus hojas y su elegante porte columnar; es el llamado Parque Natural de la Corona Forestal. En la cara norte, más húmeda, bajando hacia el Valle de la Orotava se puede observar fácilmente el codeso de cumbre y más abajo, el cambio del pino por la faya y el brezo, que aquí alcanza el porte arbóreo, y algún que otro enebro o cedro canario. No hay que olvidarse de la estrella indiscutible del Teide, el tajinaste rojo; una planta vivaz endémica que florece cada dos años y de una belleza sumamente exótica que parece traída de otro planeta.

tajinaste-rojo

Tajinaste rojo en floración • autor: Francisco Curbelo Rodríguez.

Mención especial merece la reserva de El Pijaral, más conocido como El Bosque Encantado, en el Parque rural de Anaga, para el que se requiere un permiso de acceso. Se trata de un bosque de laurisilva (selva de laurel), considerado un fósil viviente del Cenozoico (hace 60 millones de años) que hoy en día sólo sobrevive en la región de la Macaronesia (Islas Azores, Islas Salvajes de Portugal, Canarias, Madeira y Cabo Verde), gracias a la elevada humedad que arrastran los vientos alisios a esta zona de la isla. Fenómeno que se puede observar de manera física cuando el manto de nubes se desplaza a gran velocidad de norte a sur, tapando y destapando el cielo contínuamente, generando una atmósfera sombría y totalmente mágica.

Un paisaje donde abunda el helecho píjara que da el nombre al bosque, el geranio de monte, el brezo, la faya, el barbusano, el viñátigo, el laurel canario y otros parientes lauráceos de hoja perenne, con los troncos cubiertos por una gruesa capa de líquenes.

Pero no sólo el entorno natural de Tenerife es bello; en las ciudades, la vegetación de las calles no iba a ser menos. Aparte de estar muy cuidadas y muy limpias, abundan las especies exóticas de llamativas flores rojas como el omnipresente flamboyán, el tulípero de Gabón y el árbol paraguas.

También son muy frecuentes los pimenteros falsos, distintas especies de ficus con un tamaño espectacular (nítida, lira, elástica, religiosa), y otros árboles hermosos como el braquiquito o árbol botella, el limpiatubos, la casuarina, el exótico pandano, las prehistóricas araucarias y dos de los endemismos más característicos de la isla presentes tanto en ciudad como en estado silvestre: la palmera canaria y el drago canario. En cuanto a palmeras, también hay una gran variedad: palmera datilera, triangular, cola de zorro y distintas especies de palmeras abanico y palmeras reales… y como no, ¡las extensas plantaciones de plataneras! El símbolo canario por excelencia.

Entre las pequeñas plantas de jardín destacan la cica, el ave del paraíso, el hibisco, la espina de cristo, las tabaibas, los bejeques, el majuestuoso agave cuello de cisne, varias especies de aloe vera y  la buganvilla, con su espectacular color morado que llena las calles de color.

Espero que os haya gustado y os anime a disfrutar y cuidar más de la naturaleza. Ya sea si visitan Tenerife o cualquier otro lugar, por favor, hagan un turismo responsable y no dejen más huellas que las de sus pisadas. Y obtengan los permisos necesarios para visitar las zonas protegidas como El Teide o El Pijaral (¡son gratuitos!).

¡Hasta otra! Os dejo con algunas fotos más del viaje y con varios enlaces de interés:

• Rinconcito Canario: catálogo que he usado de referencia para los enlaces, con fotos de las plantas que se pueden encontrar en Canarias junto a una breve explicación.
• Rinconcito Canario (palmeras): apartado especial sobre palmeras.
• Pisos de vegetación: pdf del Gobierno de Canarias con imágenes de la flora autóctona.
• Gevic: artículo donde explica los condicionantes del clima propio de Canarias.
Tenerife senderos: bog con gran cantidad de rutas explicadas por las dinstintas zonas de la isla.
El cielo de Canarias: página donde comparten fotos del espectacular cielo nocturno de las islas.
• Permiso para acceder al Pijaral: portal para obtener el permiso online.
Ascenso al Teide y permiso: página que detalla la ruta a pie hasta el pico del El Teide y cómo obtener el permiso online.

 

Guardar

Paseo entre árboles: parque de El Retiro

Entre polen y vencejos que anuncia la llegada de la calorina estival, los planes de paseos en tirantes y  las escapadas a la Sierra vuelven a colarse en nuestra cotidianidad.

Cuántas veces te pasa que sales al campo y no eres capaz de reconocer ni un árbol de esos que te dan tan buena sombra. ¿Qué pena, verdad? Esta gente de ciudad…

Si no sales del pino y te lias con el chopo y el álamo, pero te gusta tener cultura general y conocer mejor tus bosques y tus parques cuando los visites, o simplemente eres un friki de la botánica, te va a encantar el blog Árboles con Alma. Una completa enciclopedia sobre los árboles más comunes y los no tan comunes que salpican alegres nuestras ciudades.

Y para todos los de Madrid, les propongo un plan veraniego: La Senda Botánica del Retiro.

¿Qué es? Pues un PDF para descargar cortesía del Ayuntamiento de Madrid que consiste en un mapa de El Retiro con 6 rutas distintas por las diferentes zonas del parque. Cada una de unos 90 min de duración. En total suman 8 kilómetros.

Tejo, secuoya, ciprés calvo, ginkgo, ahuehuete, palmito… son algunos de los árboles que podrás ver. Todos ellos con su placa explicativa correspondiente. Árboles que llevas viendo toda la vida y que quizá no reconocías pero que ahora podrás ponerle nombre.

Un plan ideal para realizar solo o en buena compañía. Enjoy!! : )

Enlaces:
Descarga del PDF: Senda botánica de El Retiro.
• Álbum de fotos de El Retiro en Flickr.
Tablero de Pinterest: Árboles de Madrid.
Bonus: blog sobre la historia de todos los rincones del Retiro.

Bonus: conoce también la fauna de El Retiro.

Platanero

Fruto del Plátano de sombra o bolas “pica-pica”.